Contacta por WhatsApp

Mochila de Anekke Canada Urban con apertura trasera

58,95 €
Impuestos incluidos
Mochila de Anekke Canada Urban con apertura trasera

Envío Gratis en 24Horas*

Cantidad

Nueva Mochila mediana para mujer de la serie Anekke Canada Urban con la terminación del frontal en color Verde

ANEKKE35675 211

Ficha técnica

TAMAÑO
25x29x9 cm
COMPOSICION
100% PU
INTERIOR
100% Polyester
HERRAJES
Metálicos
CIERRE
De cremallera

Referencias específicas

Todas las colecciones son ecofriendly: están realizadas con materiales respetuosos con el medioambiente.

¡Cuidemos el Planeta!

El 31% de Canadá son bosques, por ello la colección está llena de elementos que recuerdan a su naturaleza: la hoja de tres picos, pins y tiradores con forma de alce, llaveros con forma de osos…

¡Disfruta encontrándolos todos!

La línea WILD oculta en su estampado un atardecer en un bosque, en el que podrás encontrar frases y figuras inspiradas en animales o formas de hojas.

ANEKKE THE FOREST

El viaje comenzaba con el sonido de un viento gélido bailando con las hojas. Había llegado a un nuevo destino de que conocía muy poco, pero no tardaría en enamorarse de su gente, de su cultura, de sus ciudades de vida incesante y, sobre todo, de su belleza.

Bienvenida a Canadá, anekke.

La ciudad le esperaba sonriente a la vera de la montaña, vestida con un hermoso monte de terciopelo blanco. Perdía su mirada entre las calles iluminadas cuando llegó un susurro que le decía: Shhh… Escucha lo que el bosque tiene que contarte.

La llegada de la luz dibujó un extenso reflejo sobre el agua, donde las montañas y los árboles se volvían infinitos. Un instante eterno donde todos los azules, verdes, grises y ocres se pintaban para siempre en sus recuerdos. Y, de repente, una gota sobre un lago rompió la calma, extendiendo su  efecto sobre la frondosa arboleda, dejándole ver la naturaleza desnuda, plagada de hojas de arce.

Hojas de cientos de colores, naturaleza viva en plena expresión, animales salvajes… todo campaba a sus anchas sin rendirle cuentas a nadie de su libertad.

Descubrió a un alce mirándole desde la otra orilla, como si tratase de leer su interior, como ella hacía con él. Su belleza le asombró y sobrecogió. Caminaba majestuoso, exhibiendo su hermosura sin ser consciente de ella. En ese instante se sintió pequeña como una mota de polvo de estrellas que viaja para sentir, para ser libre. La mirada de aquel animal le hizo sentir su fiereza. Una conexión inexplicable que le recordó la importancia de escuchar a nuestro lado más salvaje, pero también más humano.

Y decidió recordarse cada día seguir a su corazón. Repetir y exigir respeto. Seguir disfrutando de la belleza de las cosas denudas, desprovistas de filtros o voluntades, que no necesitan más que su razón de ser para ser maravillosas.

Así, su espíritu nómada volvió a latir. Porque la voz del bosque había vuelto a mostrarle de qué está hecha la vida. Y porque un pedacito de Canadá iría siempre con ella.

Y ahora, Shhh… Escuha lo que el bosque tiene que contarte.

Productos relacionados

(Hay 30 otros productos en la misma categoría)

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña